Jugadores y atletas

Aunque el dominó no tiene un sistema de rating ampliamente aceptado y reconocido, las comunidades suelen desarrollar sus propias formas de clasificar y medir la habilidad de los jugadores, adaptadas a su contexto y preferencias.

Estas categorizaciones a menudo varían según la región y la comunidad. Algunos de los métodos para clasificar a los mismos son: Sistemas de Puntuación, Clasificaciones por Experiencia, Torneos y Competiciones, Clasificaciones Comunitarias, Ligas y Clubes, Estilo de juego, Personalidad y estrategia entre muchas otras opciones.

Las Clasificaciones por Experiencia o clasificaciones cualitativas de los jugadores de dominó teniendo en cuenta su habilidad o experiencia se dividen en categorías como: principiantes, intermedios, avanzados y expertos, aunque también se usan otros términos similares.

Novato

Está comenzando a familiarizarse con el juego y sus reglas básicas. Los principiantes pueden no tener mucha experiencia en términos de estrategias avanzadas, tácticas y movimientos específicos. Suelen estar en las primeras etapas de aprendizaje y cometen errores mientras intentan comprender y aplicar las reglas del juego. Con la práctica y la experiencia, los principiantes pueden avanzar a niveles más altos de habilidad en el dominó.

Intermedio

Posee un nivel de conocimiento y experiencia más sólidos en el juego en comparación con un novato, pero aún no ha alcanzado un nivel de habilidad avanzado. Los intermedios generalmente comprenden mejor las estrategias básicas del juego, pueden realizar movimientos más calculados y tienen una comprensión más profunda de las reglas y las tácticas. Sin embargo, aún están en proceso de perfeccionar sus habilidades y pueden carecer de destreza y la experiencia necesarias para competir en otro nivel.

Avanzado

Es aquel que ha alcanzado un alto nivel de habilidad, experiencia y conocimiento en el juego. Los jugadores avanzados tienen un profundo entendimiento de las reglas, estrategias y tácticas del dominó, y son capaces de tomar decisiones muy calculadas basadas en diferentes situaciones de juego. Suelen ser capaces de anticipar los movimientos de sus oponentes y ajustar sus estrategias en consecuencia. A menudo participan en numerosos torneos y tienen un historial exitoso en competiciones de dominó. Este nivel de habilidad generalmente se logra a través de años de práctica, experiencia y estudio del juego.

Experto

Es el más alto en términos de habilidad, experiencia y conocimiento del juego. Un experto es quien ha alcanzado un nivel excepcional de destreza y conocimientos en el dominó. Estos tienen un profundo entendimiento de las estrategias avanzadas, tácticas sofisticadas y movimientos precisos. Han acumulado una gran cantidad de experiencia en torneos y a menudo tienen un historial impresionante de victorias y logros en el mundo del dominó. Alcanzar el nivel de experto en el dominó generalmente requiere años de dedicación, práctica constante y un compromiso continuo con el perfeccionamiento de las habilidades de juego.

Clasificación de los jugadores de dominó por su experiencia

A pesar de que existen muchos jugadores de dominó en el mundo, muy pocos pueden considerarse atletas. Los jugadores pueden disfrutar de juegos competitivos o casuales, pero su participación suele estar más orientada al entretenimiento y la diversión que a la competición profesional, pueden poseer diferentes niveles de habilidad, como vimos anteriormente, desde principiantes hasta expertos, pero su enfoque principal es disfrutar del juego y mejorar sus habilidades para su propio disfrute personal, no siendo así en el caso de los atletas.

Los atletas se dedican a entrenar y competir en diferentes disciplinas deportivas con el objetivo de alcanzar un rendimiento óptimo y mejorar sus habilidades físicas y mentales. Su nivel de dedicación y entrenamiento puede variar según el nivel de competición en el que participan, ya sean a nivel local, nacional o internacional y dedican una gran parte de su vidas al deporte participando activamente, buscando mejorar su rendimiento, competir y lograr alcanzar la cúspide en su disciplina. Los atletas suelen tener patrocinadores o representantes, poseen contratos y ganan dinero u obtienen otros beneficios económicos a través de su participación en competiciones o eventos deportivos.

En resumen, ambos roles tanto el de jugador como el de atleta pueden ser apasionantes y gratificantes, pero se diferencian por la naturaleza de las actividades en las que se centran y los objetivos que persiguen.

Deja una respuesta